miércoles, 23 de mayo de 2007

Los malos

Supongo que ya a estas alturas todo el mundo está enterado del lío arbitral que sacude y manipula la liga desde hace varias semanas.
Bien, pues me voy a tomar la libertad de romper una lanza en favor del colectivo de árbitros.

Sin duda el árbitro es la parte del fútbol que más críticas recibe y que menos considerada se tiene, no olvidemos que, junto a los jugadores, forman esa parte directa que hace posible el fútbol, mucho más importante que el aficionado, porque sí, aunque parezca mentira y a muchos se nos vaya la vida con nuestro equipo, nosotros no pintamos nada en lo que al juego se refiere, luego si ya entramos más profundamente en la discusión podemos ver que indirectamente si hacemos una gran labor soltando la pasta de cualquier forma para que siga el espectáculo. Como digo es una parte importantísima del fútbol y la menospreciamos muchas veces sin razón.
La primera excusa que se busca cuando un equipo pierde es la del árbitro, al primero que se critica desde cualquier ámbito cuando un partido es más o menos agresivo, es al árbitro, al único que no se elogia o se ignora cuando un partido ha sido bonito es al árbitro. Y es que nadie me va a poder negar que la figura arbitral está muy poco valorada, luego en parte es normal que quieran reivindicarse de la única forma posible o por lo menos de una forma que la gente se dé cuenta de lo importante que son ellos en este deporte.

Todo este follón viene de lejos, pero este colectivo se rebelo definitivamente cuando el comité de competición le quitó la segunda amarilla a Beckham en el partido contra el Bilbao creo recordar.

Ya he dicho que al recibir palos por todos lados, insultos de la prensa, de todas las aficiones, de la mayoría de entrenadores y jugadores, llega un momento que el vaso chorrea por todo y uno se cansa de ser el centro de todas las iras y ser el malo de la película cuando la mayoría de veces es inmerecidamente.

Dicho todo esto, entiendo perfectamente la preocupación y el enfado de los árbitros cuando llega un momento que ni los entrenadores se cortan a la hora de decir que hacen mal su trabajo o en el peor de los casos, (véase las declaraciones por la cual sancionaron a Quique Sánchez Flores, entrenador del Valencia)se les acusa de favorecer a algún equipo de manera intencionada.


Quizás no sea la mejor manera, ni sea un buen momento para hacerlo. Quizás nadie entienda cómo ahora puedo estar defendiendo a los árbitros si soy el primero que no los entiende cuando perjudican a mi equipo, pero como ocurre en la mayoría de casos en la vida, ni todos son tan malos como los pintan, ni los buenos son tan buenos.

Así que intentemos comprender y respetar un poco el trabajo de los árbitros, aunque muchas veces no sea tan bueno como se necesitaría en una competición tan importante, que luego pasa lo que pasa.



Toni.

5 comentarios:

Una mujer desesperada dijo...

puff no sé no sé. vale, es ingrato su trabajo, pero les pagan de puta madre por hacerlo. y si yo en mi trabajo fallo, me echan la bronca. lo mismo que a los futbolistas, vaya, les sentaría mejor un poco de caña, como al resto de los trabajadores. no? a mí es que pena no me dan, vaya. y aunque a veces es injusto culparles de ciertas derrotas, en fin, tú eres de un equipo grande, pero yo no, y he visto cada cosa en Balaídos... sin ir más lejos el partido en casa con el Barça esta liga. primer gol en fuera de juego, creo, cuando el celta mejor estaba jugando. el siguiente, con clarísima falta previa, no sé. y el madrid igual, eh? creo que a veces sí influyen en el resultado. otras no y es fácil echarles la culpa.

Robert dijo...

Y si los árbitros no se equivocaran... ¿qué gracia tendría el futbol? Son una de las grandes salsas del fútbol, donde uno ve fuera de juego el otro no, donde uno ve penalti el otro ve un piscinazo claro y eso después de ver repeticiones, imagínate decidir en un segundo. A mí me parece de puta madre que protesten si consideran que no se les trata justamente. Y tampoco estan jodiendo a tanta gente. Los pilotos de avión viven muuuucho mejor que los árbitros y cada verano les joden las vacaciones a miles de personas porque quieren cobrar un poco más...
En este caso estoy de acuerdo con Toni.

Nos vemos!

Sitjar dijo...

Lo veo más gris que blanco o negro.
Hay errores o criterios que no pueden quedar impunes por su cara bonita eso lo primero, porque ser árbitro y ampararte en tu propio criterio no quiere decir, por ejemplo, que puedan matar a jugador a patadas durante todo un partido y consentirlo( véase Rondaldinho,Messi, Guti, C.ronaldo..).
Por otra parte, como seres humanos que son es normal que en lances del partidos a ritmo frenético se equivoquen pues la profesión que ejercen no es del todo fácil. Yo, personalmente, me decantaría por introducir la tecnología a los terrenos de juego, pinganillo en oído conectado a una sala de examen televisivo y tomar decisiones en acciones puntuales de gran confusión para el colegiado (todo decisión con la mayor rapidez posible), porque hay muchos jugadores y cuerpo técnico trabajando y en una desafortunada decisión todo ese esfuerzo se va por el retrete injusta e inmerecidamente.

También hay que admitir que los jugadores no lo ponen nada fácil si no todo lo contrario.

En fin, que no se quejen tanto que yo por mucho menos o incluso pagando me estaría rompiendo los huevos por arbitrar en primera.

Sitjar dijo...

Por cierto, mujerdesesperada,increhible(como calificó los analistas deportivos de la Sexta)lo que le pasó al Celta la pasada jornada en Anoeta.Una lástima que, para mi, uno de los goles de la liga no sirviera para llevarse los tres puntos en un partido tan vital que por no matarlo cuando puedieron les levantaran el partido.
Bueno, quedan 9 puntos, incluso en los desiertos más remotos hay agua.

Una mujer desesperada dijo...

ya, fue una pena. pero estamos ahí por algo. por cosas como esa.