jueves, 28 de mayo de 2009

Liga, Copa y Champions


Me ha costado decidir el título del artículo y es que no caer en los topicazos habituales de "gladiadores", "emperadores", etc. que vienen rápidamente a la cabeza tras ganar la Champions League en Roma es difícil.

Ganó el Barça de Messi al Manchester United de Cristiano Ronaldo, ganó el Barça de La Masia, de la cantera al Manchester United del talonario y del saber fichar, porque hay que tener pasta pero fichar a Cristiano Ronaldo con 18 años, a Vidic del Spartak de Moscú o a Van der Sar con 35 años del Fulham no es fácil, ahora, fichar a Rooney, Ferdinand, Tévez o Carrick es más fácil si eres el club más rico del mundo. El Barça, en este 2009 apostó por la cantera, lleva muchos años haciéndolo pero este año aún más si cabe, empezando por el entrenador, magnífico y nunca suficientemente valorado Pep Guardiola, uno de esos entrenadores que pasarán a la Historia del club a la altura de Helenio Herrera o Johan Cruyff (si no por encima). Valdés, Piqué, Puyol, Busquets, Xavi, Iniesta y Messi fueron titulares ayer en la final más importante de la Historia del Barça, la final del triplete. Y también jugó Pedro.

Siete titulares formados en La Masia, 3 jugadores de nivel mundial como Toure, Eto'o y Henry y un jugador de esos que no se pagan lo suficiente en un vestuario de alto nivel, un veteranísimo Sylvinho que en prácticamente único partido de la temporada de verdad que ha sido titular cumplió de forma brillante. Este Barça que juega de maravilla y que es prácticamente imparable ha conseguido un triplete único en el fútbol español hasta la fecha es un Barça CULÉ, con mayúsculas. Y los que vienen (Thiago, Gai, Muniesa...)

Anoche el Manchester empezó apretando y poniendo en apuros al Barça, salió al ataque, presionando arriba, quitándole el balón a los blaugrana y lo notó el equipo de Guardiola hasta el minuto 10 en que Eto'o volvió a abrir el marcador barcelonista en una final de Champions tres años después. A partir de ahí el Manchester se dedicó a perseguir la pelota por todo el campo sin apenas llegar a tocarla jamás. Ferguson fue poco a poco despoblando el centro del campo para poner más delanteros y eso da mucha ventaja a un mediocampo formado por Busquets (el año pasado por estas fechas jugaba el playoff de ascenso a 2ªB), Iniesta y Xavi. Hasta que Messi voló, se mantuvo en el aire hasta que el balón de Xavi chocó con su cabeza y marcó el gol más importante de su vida hasta el momento.

Tres Copas de Europa en menos de 20 años, las dos últimas con sólo tres temporadas de diferencia. El Barça está llamado a ser uno de los mejores clubes del Siglo XXI.

1 comentario:

Toni dijo...

Me quedo con tu última frase y con ese homenaje a Silvynho: gran partido del brasileño.

Esto es irrepetible y hay que disfrutarlo como toca.

Visca el Barça!!!!!