domingo, 4 de noviembre de 2007

No saber perder


No quiero explayarme demasiado porque ya lo hice en su día, sólo quería reafirmarme en mi posición de que Bernard Schuster no es un entrenador para un equipo grande: carece de respeto y peca de prepotente.

Muchos amigos madridistas me comentaron que le daba vergüenza que el entrenador de su equipo hiciera comparaciones tan estúpidas y prepotentes como la que hizo en su día el alemán: comparaba a su Real Madrid con Federer, "dejamos jugar el rival y luego cuando queremos ganamos". Yo también lo estaría.
Pero ayer, después de la derrota de los merengues frente al huracán sevillista, el bueno de Bernard volvió a sacar su libreta de frases célebres - demasiadas para el poco tiempo que lleva - y dijo esto:

Periodista - ¿Qué le ha parecido la actuación arbitral?
Schuster - ¿De dónde viene?
Periodista - ¿Quién?
Schuster - El árbitro, ¿de dónde es?
Periodista - Catalán
Schuster - Gracias, no hay más que decir.

Lo mejor de todo esto no es que se haya pasado por alto el toque de atención que parece ser le dio su presidente, Ramón Calderon, la semana pasada para que tuviera un poco de mano izquierda con los periodistas; lo mejor de todo es que este mismo árbitro catalán, que por supuesta ideología territorial ayer les hizo perder, fue el que les ayudó a ganar al Almeria en el Bernabeu: anulando un gol totalmente legal y no pitando un penalti claro de Diarra. Por cierto el malí ayer debería haber sido expulsado por un codazo a un rival y fue protagonista de un penalti que hizo a Navas que tampoco señaló el colegiado.

O cambia mucho, muchísimo, la manera de actuar del técnico alemán o me temo que pronto no lo van a querer ni en su casa, porque un club señor como el Real Madrid no debe dejar pasar estas faltas de respeto.

4 comentarios:

Robert dijo...

Una vergüenza lo de Schuster, que además es (era) un tío querido por aquí...

Sitjar dijo...

Las claves de su mal perder es su prepotencia. Dice que no hay que olvidar al hablar de él que es el entrenador del Real Madrid (pavoneandose) pero parece que es él el que no se da cuenta a la hora de abrir esa pestilente boca de mal perdedor.

Desesperada dijo...

como madridista, me dan mucha vergüenza declaraciones como esa. joder, que el madrid necesita un entrenador con clase, coño. y mira que schuster me caía bien, pero creo que la presión es demasiado para él.

dicho esto, ¿alguien podría explicarme el intenso odio sevillista hacia el madrid?

Robert dijo...

¿Puede ser que venga a raíz de fichajes como el de Suker, Baptista o Sergio Ramos, a base de cláusulas de rescisión?

Creo que es algo parecido a lo que ocurre en Valencia, que los fichajes de Mijatovic y alguno más "por la espalda" no convierten al Madrid en un equipo muy querido.